7 Lugares Románticos que Visitar en Barcelona

He oído innumerables veces que «el amor está en el aire» cuando te vas a Barcelona y después de pasar el último verano allí con mi pareja, estoy totalmente de acuerdo. Si bien París puede tener la reputación de ser la «ciudad del amor», muchos viajeros se sorprenderán gratamente con los encantos románticos de su homóloga española. Si estás planeando un viaje una escapada romántica europea, entonces debes saber que hay muchos lugares románticos para ver en Barcelona para parejas y que tengan cualquier tipo de presupuesto.

Aquí hay 7 lugares románticos para ver en Barcelona, la capital catalana, con alguien especial

1. Plaza de España

Esta preciosa plaza que se encuentra en el centro de Barcelona te hará querer confesar tu amor al mundo. Caminamos por allí por la noche por casualidad y fue difícil no dejarse impresionar por su belleza.

La hermosa fortaleza de Ciutadella y las hermosas torres venecianas crean el ambiente de un cuento de hadas. La larga calle peatonal con cientos de tiendas comienza aquí también, lo que la convierte en un lugar perfecto para comprar un souvenir para recordar su escapada romántica.

2. Parque Güell

Park Güell, el parque diseñado por el famoso Antoni Gaudí

Se trata de un famoso parque diseñado por el arquitecto Antoni Gaudí, un catalán conocido sobre todo por su obra maestra (¡todavía inacabada!) La Sagrada Familia. Es una de las principales atracciones de Barcelona y un gran lugar para que las parejas se escondan de las multitudes turísticas, escuchen a los músicos callejeros y se besen en las cuevas artificiales.

El lugar imperdible es una terraza con una vista espectacular de la ciudad. Cuando mirábamos la ciudad, mi pareja y yo recordábamos esos dulces momentos de la primera cita de la escuela de secundaria cuando nos besábamos sin parar y no hacíamos otra cosa. Digamos que las mariposas estaban en el estómago.

3. La playa

Descansar en la playa de Barcelona puede muy ser romántico

Una de las cosas que hace que Barcelona destaque entre las grandes ciudades europeas son las playas. No hay nada más romántico que tomar la mano de su pareja y sentir la suave arena bajo sus pies. Nos dejamos impresionar por las prístinas aguas mediterráneas de las playas de Barcelona.

Además, la costa está situada justo en el centro de la ciudad, por lo que es un lugar ideal para quitarse los zapatos y caminar después del almuerzo o la cena. Dimos un largo y tranquilo paseo después de una gran comida y terminamos nuestra noche con un cóctel en uno de los bares frente al mar. ¡Qué manera de terminar una cita!

4. Ir al mercado

Paseo por uno de los mercados de alimentación de Barcelona

Si usted está alojado en un apartamento de vacaciones como un Airbnb o tiene acceso a una cocina, entonces usted debe ir al mercado. Barcelona es conocida por su cultura gastronómica y no lleva mucho tiempo pasear por la ciudad para darse cuenta de cuánto la valoran los barceloneses. Una mañana llegamos al mercado de la Boqueria y nos sorprendió la gran variedad de frutas, verduras, carnes e innumerables delicias españolas.

Ir al mercado y cocinar en nuestro apartamento después nos dio la sensación de que éramos una pareja que vivía el sueño romántico en una ciudad europea en lugar de sólo visitarnos durante un corto verano.

5. Recorrido nocturno por La Pedrera

Echa un vistazo a La Pedrera por la noche para más romance

Oficialmente conocido como Casa Milá pero llamado La Pedrera por los lugareños, este singular bloque de apartamentos es otro diseño de Gaudí y una visita obligada para cualquier pareja que visite Barcelona. Se ha abierto recientemente, por lo que es un buen momento para comprobarlo antes de que se vuelva demasiado popular. Para animar el romance, decidimos ir de noche y no nos arrepentimos.

La suave iluminación nocturna hizo la experiencia mucho más íntima y el edificio fue verdaderamente espectacular. Para cerrar nuestra romántica velada terminamos con una copa de Pinot Noir en la azotea.

6. Postre de la tarde en la Plaça Sant Felip Neri

Esta plaza tiene una historia violenta, ya que fue bombardeada durante la Guerra Civil Española, pero hoy en día es uno de los escondites más románticos de la ciudad. Pedimos un helado increíble de postre en uno de los cafés cercanos y caminamos hasta la plaza de la mano para disfrutar de un agradable y muy necesario escape tranquilo de la ciudad.

Si tienes la suerte de estar aquí, es posible que hasta puedas ver una guitarra española tocada por uno de los habitantes de la zona.

7. Barco de remos en el Parque de la Ciutadella

Alquilar un barco de remos en el parque de Ciutadella

Una de las actividades más románticas que hicimos fue alquilar un bote de remos en el lago del parque de Ciutadella. Nos costó sólo doce euros por una hora completa (¡una ganga!) y fue una manera maravillosa de coronar lo que ya eran unas vacaciones memorables. Moverse por el lago fue una gran manera de reflexionar sobre el encanto de Barcelona y ver de cerca los hermosos paisajes del parque.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *