12 errores de mantenimiento que acortan la vida de su coche

12 errores de mantenimiento que acortan la vida de su coche

febrero 7, 2020 0 Por Anduriell

Nuestros coches juegan un papel vital en nuestras vidas, llevándonos y trayéndonos del trabajo, la escuela, la oficina del dentista y a los juegos de de los niños, pero en el proceso experimentan un desgaste significativo.

Como todas las máquinas, los coches necesitan un mantenimiento regular, y cuando no se ponen los medios, podemos tener problemas con ellos. Mira el horario de itv mas cercano para poder pasar sin problemas por este trámite y que te lleve el menor tiempo posible de tu día.

Consejos para el mantenimiento del coche

Tienes una vida muy ocupada, y puede ser difícil encontrar tiempo para llevar tu coche al mecánico.

Cuando finalmente lo traes, puedes quedarte sin tu coche durante unas horas o incluso más, dependiendo del problema. Pero a pesar de los inconvenientes, es importante hacer tiempo para el mantenimiento del automóvil.

Ten el control de la salud de tu coche consultando el manual del propietario del mismo y tomando nota de los hitos cruciales de mantenimiento.

Y recuerda, no todo el mantenimiento regular requiere los servicios de un profesional, hay tareas que puedes asumir que te ayudarán a mantener tu auto ronroneando perfectamente. Finalmente, asegúrate de evitar estos 13 errores de mantenimiento que pueden acortar la vida de tu auto.

Fallo en la rotación de los neumáticos

Los neumáticos de los automóviles de hoy en día son bastante duros.

Pueden durar un promedio de 50.000 KM antes de necesitar ser reemplazados. Pero si no se rotan cada 5.000 u 8.000 KM, pueden no durar ni la mitad de ese tiempo.

Los neumáticos se desgastan en un patrón ligeramente diferente dependiendo de su posición en el coche, por lo que una rotación regular asegurará que se desgasten más uniformemente y duren más tiempo.

Cambiar el aceite regularmente

El aceite de motor de su automóvil es responsable de lubricar las piezas móviles del motor, pero con el tiempo, el aceite puede volverse espeso y sucio, causando el sobrecalentamiento del motor y provocando el desgaste prematuro de los componentes del motor.

Consulte el manual de su automóvil para conocer los intervalos de cambio de aceite recomendados y respete el programa. El promedio es cada 10.000 a 20.000 KM para el aceite de motor normal y hasta 30.000 KM para el aceite sintético.

Reemplazar las pastillas de freno regularmente

El manual del propietario indicará con qué frecuencia deben cambiarse las pastillas de freno de su coche, normalmente cada 50.000 KM.

Sin embargo, si oye un ruido de rechinar o siente un golpe cuando pisa los frenos, hágalos revisar rápidamente, porque las pastillas de freno pueden estar desgastadas.

Si ignoras el problema, podrías terminar dañando los rotores de los frenos, que son muy caros de reemplazar.

Usar las mejores piezas del fabricante de coches

Si usted hace el mantenimiento de su propio coche, notará que hay docenas de marcas de bujías, filtros y otros componentes de otras marcas que se anuncian como adecuadas para la marca y el modelo de su coche.

Estas imitaciones pueden costar mucho menos que las piezas de marca, pero no siempre funcionan tan bien y podrían acortar la vida de tu coche.

Compre siempre las piezas recomendadas por el fabricante de su coche.

No tener las ruedas alineadas

Cuando un mecánico instala neumáticos nuevos, alinea las ruedas para asegurarse de que todas apunten en línea recta y se ajusten de acuerdo con las especificaciones del fabricante.

Pero si chocas con un bache o un bordillo, una rueda puede salirse de la alineación.

Si notas que tu auto se está desviando hacia un lado o que el volante está torcido cuando el auto está en línea recta, deberías hacer que te revisen la alineación.

Cuando conduces un automóvil con las ruedas desalineadas, los neumáticos se desgastan más rápidamente y el automóvil es más difícil de conducir.

No lavar el coche regularmente

La sal, los productos químicos y el barro embotan la pintura de los automóviles y pueden provocar una oxidación prematura si no se eliminan rápidamente.

Las visitas regulares al lavadero de coches ayudarán mucho a proteger el acabado de su auto, y mientras esté allí, asegúrese de rociar la parte de abajo del chasis, ya que ahí es donde es más probable que se acumulen el barro y la mugre.

Mantener el interior del coche limpio

No sólo es importante mantener limpio el exterior de tu coche, sino que también tienes que mantenerte al día con el interior.

La arena, el polvo y las migas pueden causar estragos en los asientos y en el suelo.

Aspire con regularidad, quite las manchas rápidamente y limpie la suciedad, el polvo y la mugre del salpicadero, las puertas y la consola para ayudar a que el interior de su auto dure más tiempo.

Hacerse chequeos a su coche regularmente

Si esperas hasta que el problema se haga evidente, tu coche puede haber sufrido ya grandes daños.

La mejor manera de proteger su coche es programar una revisión profesional una vez al año.

El mecánico revisará todos los componentes del auto, incluyendo las bujías, la tapa del distribuidor y las válvulas, y te hará saber si es necesario hacer alguna reparación para que tu auto funcione sin problemas.

Mantener los niveles de líquido bajo control

La mejor manera de asegurarse de que su coche se mantenga en buena forma entre los chequeos anuales es comprobar los niveles de líquido mensualmente y rellenarlos si es necesario.

Esto es vital, ya que los bajos niveles de fluidos pueden causar daños en el motor y otros problemas.

El manual del propietario de su coche incluye instrucciones para revisar el aceite del motor, el líquido de frenos, el refrigerante, el líquido para limpiar parabrisas y el líquido de la dirección asistida.

Revise la presión de los neumáticos regularmente

La presión media recomendada para los neumáticos es de entre 30 y 35 libras por pulgada cuadrada (psi), ¡pero no te limites a adivinar!

Encontrarás la presión correcta para tu coche en el manual o en una pegatina en el interior de la puerta o en el interior del depósito de gasolina.

La presión incorrecta de los neumáticos puede provocar problemas de dirección, acortar la vida útil de los neumáticos o fallar, lo que aumenta el riesgo de accidente.

Presta atención a los extraños sonidos de los coches

Los traqueteos, los golpes y los chillidos son señales de que algo anda mal en tu auto.

Si oyes ruidos extraños mientras conduces, haz que un mecánico revise tu coche lo antes posible. Recuerda que los coches no se curan solos. Cuanto más esperes, más daño puede causar el problema y más caro puede ser arreglarlo.

No conducir el coche regularmente

Aparcar el coche en el garaje y coger un autobús o una bicicleta es una buena forma de ahorrar gasolina, pero no dejes el coche demasiado tiempo.

Cuando los coches están parados durante meses, pueden desarrollar neumáticos deformados, sus baterías se pueden estropear, y lo peor de todo es que las ratas y los ratones pueden instalarse bajo el capó, dándose un festín con los cables del coche hasta que se destruye.

Aunque no lo uses regularmente, arranca el coche semanalmente, y lo conduces al menos una vez al mes.