Sobre la piel de tu perro: Alergias, Picazón, Protuberancias y Sequedad

Ningún perro se merece estar incómodo, ¿verdad? Así que afrontémoslo: los problemas de piel en los perros son comunes… y, además, son complicados. Dado que la piel y el pelo de tu perro pueden ser un signo externo de su salud interna, estamos indagando en algunos de los problemas cutáneos más comunes que puede experimentar tu cachorro: por qué podrían estar ocurriendo, cómo usted puede ayudarlo y cuándo es el momento de preocuparse.

¿Qué causa las alergias cutáneas en los perros?

Bueno, ¿qué te hace estornudar? Si un perro muestra signos de alergias, a menudo se puede ver en su entorno. La hipersensibilidad a las picaduras de pulgas (también conocida como dermatitis alérgica a las pulgas) es la forma más común de alergia cutánea en los perros, con aproximadamente el 40% de los perros afectados.

Las alergias ambientales, también llamadas atopia, son la segunda causa principal de alergias y ocurren cuando el cuerpo de un perro libera exceso de histamina mientras está expuesto a concentraciones más altas de un alérgeno como el polen, el polvo, la hierba o incluso otra mascota de la casa. Tanto la hipersensibilidad a la picadura de pulga como los síntomas de atopia incluyen rascarse, picar y morder partes particularmente irritantes, lo cual puede llevar a saber cuáles son los puntos de dolor. Aunque esto puede ser extremadamente desagradable para tu perro, hay maneras fáciles de ayudarle:

  • Usa toallitas para el aseo de mascotas para limpiar a tu perro después de pasear
  • Prueba un champú hipoalergénico para la picazón con ingredientes calmantes como avena y sábila.
  • Pídele a tu veterinario recomendaciones para aerosoles medicinales y/o antihistamínicos.

¿Podría mi mascota tener una alergia a los alimentos para perros?

Las alergias a los alimentos para perros son raras: sólo alrededor del 10% de los problemas alérgicos de la piel se deben a reacciones adversas a un alimento. Pero nunca lo adivinarías, ¿verdad?

Según los veterinarios dermatólogos, el creciente temor en torno a las alergias a los alimentos para perros se debe en gran parte a un marketing inteligente que fomenta la alimentación con dietas que parecen más exóticas y que «muchas veces no tienen ningún efecto en el alivio de las posibles alergias de su mascota».

La mejor manera de determinar realmente si tu perro es alérgico a los alimentos es mediante un ensayo de eliminación dietética, que puede durar varios meses (pero no es una prueba de alergia cutánea, así que ¡sin agujas!). Con la ayuda de tu veterinario, que puede recomendarte un nuevo alimento de prueba con ingredientes que tu perro nunca ha tenido antes, o uno que contenga proteínas hidrolizadas.

Da gradualmente a tu perro a su nueva dieta, no le dés nada más durante este período de prueba, excepto el alimento de prueba, y debes estar atento o atenta a las reacciones alérgicas durante las próximas 8-10 semanas. Si tu perro parece haber mejorado, aliméntalo de nuevo con el alimento original y ten cuidado con las reacciones alérgicas. Si los síntomas reaparecen, es probable que tu mascota sea alérgica a un ingrediente del alimento original.

¿Por qué mi perro tiene protuberancias por todo su cuerpo?

Al igual que la picazón es un síntoma común de tantas afecciones diferentes, también lo son los bultos y las protuberancias. A continuación, se enumeran algunas de las razones más comunes por las que tu perro desarrolla bultos y protuberancias:

  • Tumores grasos: Aparecen con más frecuencia en perros de mediana edad o de edad avanzada (especialmente alrededor de las costillas, aunque pueden aparecer en cualquier parte) y se consideran una parte natural del envejecimiento. Los perros grandes y con sobrepeso son especialmente propensos a los tumores grasos, pero son inofensivos a menos que le causen dolor o le dificulten moverse.
  • Quistes sebáceos: Una glándula sebácea bloqueada que parece un grano que contiene pegamento blanco al estallar. Asqueroso, pero afortunadamente no peligroso o doloroso (a menos que se infecte).
  • Verrugas: Los cachorros y los perros jóvenes tienden a tener verrugas alrededor de la boca que desaparecen con el tiempo a medida que su sistema inmunológico se fortalece. Cuando los perros mayores los tienen, es una señal de que su sistema inmunológico se ha debilitado. No son peligrosos y no necesitan ser removidos a menos que molesten a su perro.
  • Absceso: Una acumulación de pus debajo de la piel causada por una mordedura o herida infectada. Hable con su veterinario lo antes posible para obtener el mejor plan de acción.
  • Tumor de mastocitos: El cáncer de piel más común en los perros, siendo los más susceptibles los Boston terriers, los labradores, los beagles y los schnauzers.

Aunque sólo entre el 20 y el 40% de los bultos y protuberancias en los perros se consideran malignos, es importante ser un dueño proactivo. Entonces, ¿cuándo deberías empezar a preocuparte? A menos de que estés 100% seguro de la causa de la protuberancia, lleva a tu perro a un examen médico, especialmente si…

  • El bulto apareció repentinamente y está creciendo rápidamente.
  • Ha cambiado de forma, color o tamaño
  • El apetito o el nivel de energía de su perro es diferente
  • Presenta enrojecimiento, hinchazón, pus o una abertura en la piel.
  • Tu perro está sufriendo

¿Cómo puedo ayudar a la piel seca de mi perro?

Aunque parezca un asunto tan simple, la piel seca en los perros es cualquier cosa menos. La piel seca y la picazón pueden ser en realidad una indicación de una amplia variedad de problemas, desde los ambientales hasta los médicos. Algunas de las posibles causas de raíz que su veterinario puede diagnosticar incluyen:

  • Clima frío y aire seco
  • Exceso de baño y/o jabones fuertes
  • Alergias ambientales y/o picaduras de pulgas
  • Parásitos (que pueden causar sarna) o piojos
  • Infecciones (incluyendo infecciones nicóticas como la tiña)
  • Enfermedades como la enfermedad de Cushing, hipertiroidismo, trastornos auto inmunitarios y más
  • Mala nutrición

Desafortunadamente, a menudo es difícil determinar la causa principal de la sequedad de la piel de tu perro sin un examen, así que trabaja con tu veterinario para ayudar a encontrar una solución adecuada. Dependiendo de la causa de la sequedad de la piel de su perro, las siguientes soluciones pueden ayudar:

  • Usar un humidificador cuando el aire está frío y seco
  • Menos baños y el uso de champús calmantes aprobados por el veterinario
  • Aseo regular para prevenir la acumulación de suciedad, piel seca y otra suciedad
  • Manteniendo limpios los pliegues de la piel (¡aquí estáis, cachorros arrugados!)
  • Medidas preventivas de su veterinario contra los parásitos
  • Alimentar una dieta de alta calidad y bien balanceada

¿Cómo puede la nutrición ayudar a la piel y el pelo de un perro?

Una nutrición de alta calidad desempeña un papel fundamental en la promoción de una piel y un pelo sano, empezando por una buena dienta en proteínas. Las proteínas son cruciales para el desarrollo de nuevos cabellos y piel, y no suficiente proteína puede causar que la piel pierda su barrera protectora, se vuelva más susceptible a la infección, ralentice el proceso de curación, y lleve a una capa desigual, seca, opaca y quebradiza. Sólo para resaltar la importancia de las proteínas en la dieta: ¡se necesita hasta un 30% de proteínas en la dieta de un perro de raza pequeña de pelo largo para mantener el crecimiento diario del pelo!

Los Ácidos grasos omega 3 y omega 6 (especialmente el Ácido linoleico) también son cruciales en la dieta de un perro para ayudar a prevenir la pérdida de agua y otros nutrientes en la piel. Si tu perro es deficiente en estos nutrientes clave, comenzará a experimentar piel escamosa, estera del pelo, pérdida de elasticidad de la piel, alopecia, pelo seco y opaco y falta de crecimiento del pelo. Otros nutrientes clave para una piel y un pelo sanos son la vitamina A, la vitamina E y el zinc.

Los problemas de la piel de los perros, ya sea que se trate de alergias cutáneas, bultos, sequedad o cualquier otro problema intermedio, pueden ser complicados. Por eso es importante hacer todo lo posible para que su perro tenga una piel y un pelo sanos. ¿El primer paso? Comience con una nutrición de alta calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *